Reseña: Jumanji, siguiente nivel

El otro día la peque se quedó con los abuelos y aprovechamos el padre y yo para ir al cine que hacía muuucho tiempo que no ibámos... bueno, desde Frozen 2, tampoco hacía tanto... Pero la verdad es que el cine es algo mágico para desconectar.

Esta vez elegimos algo de aventuras y como nos gustó mucho la primera, o más bien la segunda, decidimos meternos en Jumanji, siguiente nivel.


Estábamos expectantes de saber cómo iban a volver los mismos protagonistas a meterse en el juego y si iban a poder sacarle partido. La verdad es que lo han salvado genial y aunque en determinados momentos se me hizo larga, en conjunto es muy divertida.

Hay sobresaltos, risas, persecuciones, momentos para decir aquello de ooooohhhhh.., incluso se me escapó unas lagrimillas al final.

Es una película donde realmente el peso y la magia lo tienen los actores. No se si habréis visto la primera, pero por si acaso, os comento que los protagonistas reales, entran en Jumanji y cambian de apariencia, metiéndose en la piel de un avatar. Lo divertido de esta peli en concreto, son los cambios de avatares que hay, y lo bien que actúan para que el espectador sepa quien es el protagonista real que está dentro.

gif de jumanji donde sale " la roca".

Es divertida y chispeante, pero no para niños pequeños. Por dios, recordemos que al ser un videojuego (en este jumanji y en el anterior lo es, no como en la primera que era un juego de mesa) tienen 3 vidas, y sí, llegan a morir. Así que los niños pequeños, esa parte no la llegan a comprender. Si me hubiera llevado a mi ratona, habría tenido pesadillas hasta los 24 años.
Y sí, había varios niños menores de 7 años en la sala.

Pues eso, a pesar de que algunos momentos me sobraron, en conjunto está bastante bien. Le daría un notable. Recomendable para pasar un rato divertido.

Miércoles Mudo: más vale maña que fuerza

Hace poco os conté que habíamos cambiado el cuarto de la peque y que se nos había ido la mano con la altura de la cama. ¿Qué no os lo he contado? Bueno, ya lo haré más adelante.
El caso es que para subirse y bajarse de la cama necesita una escalera y un paracaídas. Peeeero, la mente inquieta de mi niña ha llegado a una solución para hacer la cama, que se puede resumir con el magnifico refrán de: más vale maña que fuerza. Esto es lo que ha ideado la peque para poder hacer la cama. La cama de la ratona es de las que llaman compacta, tienen otra cama en el interior. Que solo tiene que sacarla para tener dos camas en el cuarto. Pues ella abre la de abajo, se sube a la más bajita, y de ahí hace la cama de arriba.

La joía piensa en todo y solo tiene 4 años.

Para hacer la cama quitamos la barrera, porque como comprenderéis, tiene barrera para que por la noche no se nos mate.

Mi peque montada en la cama que está debajo de la suya (es una cama compacta) para poder llegar a la cama de arriba.

El #MiércolesMudo es un carnaval de blogs iniciado por Maybelline de Naturalmente Mamá y retomado desde febrero de 2018 por La Mamarazzi. Participar es muy fácil, solo debes publicar el miércoles una foto, que no es necesario explicar, aunque puedas escribir si lo deseas, una breve descripción, una anécdota relacionada con la foto, o simplemente un título. Luego no olvides enlazar en el linky que está debajo y dejar un comentario en cada uno de los blogs que decidas visitar. Las fotos que participan deben ser aptas para todos los públicos. No se permiten fotos con contenidos racistas y/o discriminatorios.
Tienes todo el miércoles para participar. No olvides compartirlo en RRSS con el hashtag #MiércolesMudo y etiquetándo a @soylamamarazzi, así no se le escapará ninguna publicación. Para saber como nació el Miércoles mudo y sus reglas, puedes hacer clic aquí.

¿Ven bien los perros? ¿Distinguen colores? ¿Sufren de miopía?

Hoy vengo a hablaros de una cosa que siempre suscita mucha curiosidad y es la visión de los perros.  Ya sabemos lo insistentes y encantadores que son poniendo ojitos de gato de Shrek para conseguir lo que quieren, el mío el primero, pero.. ¿Cuánto ven? ¿Existe la miopía e hipermetropía en perros? ¿Ven en colores? Te interesa. Pues a ello vamos.


Antes de nada, y como habréis comprobado en casi todas mis entradas de veterinaria, cambia mucho las cosas entre una raza de perro y otra. Con la visión también ocurre algo por el estilo. No es lo mismo un braquicéfalo como son los carlinos, los bulldog franceses, boxers, que un pastor alemán o un galgo. La disposición de los ojos son diferentes, con lo cual, también se diferencian en algunos aspectos.

Distintas razas de perros
Foto tomada de Internet
Con esto de desempolvar los conocimientos veterinarios para poder ponerlos por escrito, descubres cosas que desconocía, y una de estas cosas es el nuevo término (sacado del alemán):  el UMWELT. Se le denomina unwelt a la forma que tiene cada especie de percibir su entorno sensorialmente hablando. Es decir, que la percepción del entorno va a estar íntimamente ligada a lo que perciben los sentidos, al medio donde viven, a sus hábitos....

TODOS los perros y los gatos, nacen sordos y ciegos, tienen tanto los ojitos cerrados como el canal auditivo. SÍ que poseen el sentido el olfato, el gusto y el tacto. Con lo que pueden oler, saborear y percibir estímulos dolorosos y térmicos.
Ya con 6 semanas tienen desarrollado la percepción visual, pero hasta los 3 meses no alcanzan la visión definitiva.

Me podría poner a hablar sobre el ojo, su estructura, su fisiología durante páginas y páginas y... pero se haría eterno y abandonaríais el blog para no volver. Así que mi limitaré a centrarnos en la retina, que es la estructura del ojo que transforma la luz en impulsos nerviosos, y que está compuesta de distintos fotorreceptores: conos y bastones. Según la especie animal que sea, dispondrán más de uno que de otro, y en el caso del perro tiene más bastones que conos. Se le llama conos a los fotorreceptores que se centran en los colores y los detalles; y se le llama bastones a los que son sensibles a la luz y al movimiento.

Es decir, que si decimos que tienen más bastones que conos significa que tiene más capacidad para ver en condiciones de baja intensidad de luz y para detectar movimientos, pero no pueden captar bien los colores ni los detalles.

¿Habéis escuchado lo de que los perros ven en blanco y negro? Pues no es cierto. Los conos en humanos podemos encontrarlos de tres tipos: los de color amarillo, el azul y el rojo. Es decir, vemos una gama grande de colores. Pero en el caso del perro, solo encontramos dos: el amarillo y el azul. Ve, más o menos, como lo haría una persona daltónica. No es capaz de diferenciar el verde del rojo.

¿Pero ven bien? Pueeeees no mucho. Algunas cosas van por delante nuestro, en otros caso... por detrás:

- Empezamos con el campo visual: El campo visual es el espacio que abarca la visión del ojo cuando está inmóvil mirando un punto fijo. El de humano es menor que en perros. ¿Por qué? Pues por la visión binocular.
Nosotros, los humanos, tenemos los ojos más juntos, con lo cual lo que ven los dos ojos se superponen en el centro. El campo visual de un perro es mayor, porque los ojos los tienen separados llegando a un grado mayor . Ellos llegan a 250º. Pero eso depende del tipo de raza. No es lo mismo los perros chatos (braquicéfalos), que se parecen más a nosotros, que los galgos, que tienen los ojos más laterales.

Comparaciones con imagenes de lo que vería una persona y un perro según la posición de los ojos
Foto tomada de Internet

- Agudeza visual (la habilidad de enfocar): En este caso es menor en perros que en humanos. Los humanos llegan a ver con más detalles a mayor distancia. Los perros solo ven enfocados, más o menos, hasta los 6 metros.

Los perros tienen una capacidad maravillosa de ver cuando hay muy poca luz, es decir, cuando estamos en penumbra, y eso es gracias a una estructura que tienen detrás de la retina, que es el tapetum lucidum, que lo que hace es reflejar la luz de nuevo a la retina, intensificando la visión en esas condiciones. Por eso nuestros perros parecen poseídos por el demonio cuando le haces fotos con el flash, o cuando se le ilumina con los faros del coche.

¿Sabíais que pueden sufrir hipermetropía o miopía? Si, sí. No es algo característicos de los perros pero  sí tiene una predisposición racial. En un estudio se observaron que el 64% de los rottweilers y el 53% de los pastores alemanes, sufrían de esta patología.

Vamos, resumiendo: Ver, no ven muy bien. Pero tampoco tenéis que poneros muy tristes por ello. Sus sentidos principales son el olfato y el oído, así que un perro ciego, puede llegar a sobrevivir muy bien en su entorno porque aprenden rápido.

Interesante, eh?? Espero que os haya gustado la entrada y no os haya aburrido mucho.