28 de Febrero, día de Andalucía

¡FELIZ DÍA DE ANDALUCÍA A TODOS!

Bueno, a todos los que seáis andaluces. Jeje. Sí, hoy es el día de nuestra comunidad, Andalucía. Esa que desprende arte por los cuatro costados, que tenemos tanto mar como montaña, la que te deja buen sabor de boca gracias a esa peazo de comida típica de cada una de nuestras provincias... y ese sol. Ese Lorenzo que nos acompaña casi los 365 días del año. Andalucía. Es... maravillosa. ¿Qué no la conoces? Ya estas tardando!! No defrauda...NUNCA.

Mapa de Andalucía resaltando cosas de cada una de sus provincias
Foto tomada de Internet

Mis primeros recuerdos de mis días de Andalucía, o días previos evidentemente porque el 28 siempre ha sido fiesta y no hay cole, están ligados nuestra bandera. Hacerla con plastilina, colorearla, recortarla, pegarla... He hecho miles de diferentes banderas a lo largo de los años. Y con ella en la mano, salíamos al patio a ondearlas mientras cantábamos el himno. Sí, siempre salíamos al patio todas las clases, y nos poníamos a cantar juntos el himno, cada uno como podía, jajjajajja. Era bonito y tengo buenos recuerdos.

También tuvimos que tocar el himno con la flauta. Síiiii, la famosa flauta. Esa que todo hijo de vecino ha querido quemar en alguna ocasión, sobre todo cuando el chavalin de al lado se pone a practicar 800 veces la misma canción hasta aprendersela. Yo fui una de esas niñas intensas con la flauta.

Pero tengo que confesar que me sorprendió, cuando llegué al instituto y en la clase de música, lo confundida que estaba con el himno, puesto que siempre había un sitio donde, según la profesora, metíamos la gamba el 90% de los andaluces. No, no recuerdo el sitio, sigo cantándola con la gamba incluida, que para eso están tan buenas, jajajjaja.

Estos días he ido preguntándole a la ratona que si ya se sabía el himno, o que si había pintado ya la bandera y.. sorpresa.. NO. Me he quedado extrañada y he seguido indagando. Ya tengo el resultado de la investigación:

Lo que he podido sacarle a la peque y con las pocas fotos que han pasado los profesores,  es que han estado estudiando a lo largo de la semana, cosas de Andalucía:

El otro día tuvieron una charla sobre Olivos: el papá de uno de los chavales que es conocedor del tema fue a hablarles. Y salieron a la parte de atrás del colegio en busca de ramas y hojas de olivos para llevárselos a clase.

Antes de ayer hablaron del Flamenco. Fue la hija de una de las profes de infantil que sabe bailar , a explicarles qué es el Flamenco, como se suelen vestir, y como se baila. Los pusieron en círculo a los de 4 años (3 clases A, B y C) y los enseñó a mover brazos y a zapatear. Jajaja.
Lo que más me ha matado por mi desconocimiento, es que mi hija ha venido hablando de Matilde Coral. Hombreeeee, Matilde.. Claaaaro, cariño... Matilde.. (Mientras Violeta buscando rápidamente en el móvil quien era Matilde Coral y qué tenía que ver). Os dejo aquí el enlace para que sepáis que Matilde es una gran bailaora de flamenco. Pido perdón por mi desconocimiento, nunca te acostarás sin saber algo nuevo.

Y ayer celebraron el día de Andalucía con Molletes con aceite, y según me ha contado mi peque, nosequé de salir al patio con flautas los niños grandes.. Así que hay algo que no cambia en el tiempo, las flautas y el himno, jajajjajajja.

Dice que ella no lo ha cantado, y que no sabe que es...Cómo???... me ha salido la vena andaluza y me he puesto a cantar como loca el himno por casa, en el coche, por la calle, por el Mercadona... Resultado: la niña se sabe el himno hasta el estribillo. Misión cumplida.

Foto tomada desde arriba donde se ve a mi hija pintando de verde la bandera de Andalucía
Pintando

Como dice que no ha visto la bandera (a saber si es verdad), he impreso la bandera y ella la ha coloreado (con trabajo porque todo lo que es dibujar, no le gusta absolutamente nada de nada). Y la hemos pegado a uno de esos lápices inmensos que no sirven para nada más que para dar por saco en casa. Y ahí se ha estado paseando por casa con la bandera de un lado a otro. Pero al menos ya me puedo quedar tranquila y dormir a gusto, jajajjajaja.

¿Qué hacéis el día de vuestra comunidad? ¿Qué hacen vuestros pequeños? ¿Echáis algo de menos de aquella época?

Miércoles Muda: Maravillas de la Naturaleza


El #MiércolesMudo es un carnaval de blogs iniciado por Maybelline de Naturalmente Mamá y retomado desde febrero de 2018 por La Mamarazzi. Participar es muy fácil, solo debes publicar el miércoles una foto, que no es necesario explicar, aunque puedas escribir si lo deseas, una breve descripción, una anécdota relacionada con la foto, o simplemente un título. Luego no olvides enlazar en el linky que está debajo y dejar un comentario en cada uno de los blogs que decidas visitar. Las fotos que participan deben ser aptas para todos los públicos. No se permiten fotos con contenidos racistas y/o discriminatorios.
Tienes todo el miércoles para participar. No olvides compartirlo en RRSS con el hashtag #MiércolesMudo y etiquetándo a @soylamamarazzi, así no se le escapará ninguna publicación. Para saber como nació el Miércoles mudo y sus reglas, puedes hacer clic aquí.

Dormitorio nuevo (de mayores), consejos sobre la cama.

Hace ya un tiempo os conté que estábamos arreglando el dormitorio de la peque para prepararla para la llegada de los nuevos muebles:

https://juntosloscuatro.blogspot.com/2019/12/consejos-de-una-madre-arrepentida.html

Ya llevamos un tiempo con ellos puestos y hoy os vengo a hablar de los cambios y de cómo hicimos la transición.

Hombre sepultado por cajas de mudanza
Foto tomada de Internet

Recordando tiempos mejores:

Cuando me quedé embarazada tuve la suerte de tener un grupo de apoyo de la lactancia, y allí descubrí miles de cosas interesantes como la crianza con apego, el colecho, Montessori, disciplina positiva…..

Lo primero que se me truncó fue el colecho. Mi hija y yo compartimos superpoderes (como dice el padre), tenemos un super oído y un super olfato. Yo que pensé que era por mi miopía magna que había desarrollado más los otros sentidos, pero parece que no, ya que mi hija es como yo tanto en la audición como en el olfato.

Fue y es una niña intensa, lo que hoy le dicen alta demanda. Apenas dormía, no le gusta ni gustaba comer, y su super oído hacía que cuando caía en los brazos de Morfeo, cualquier crujido la despertaba. Yo tengo el mismo super poder. Se dormía ella, la ponía al lado, emitía un suspiro y ya era yo una lechuza. Mi marido es una locomotora durmiendo, vamos, que se traga la habitación cada vez que ronca. Así que imaginaros lo que llegábamos a dormir.

La solución fue cambiarla de cuarto desde bien pequeñita. Tenía que levantarme e ir al cuarto contiguo cada vez que llorisqueaba pero al menos los 10 minutos entre llanto y llanto lograba dormir.

Segundo cambio:

Una vez que cumplió los 12 meses la pasamos a un cuarto Montessori, hecho en casa y lo más económica posible. ¿Como es eso? Pues poniendo un colchón en el suelo, jajajjaja. Me lo curré un poco, eso sí. Pusimos una cochoneta del IKEA para que no estuviera directamente sobre el suelo, al principio pusimos una moqueta inmensa en la habitación pero soy alérgica al polvo y casi muero en el intento. Así que cambié la moqueta por esos puzzles de colores de foam que se ponen en el suelo. Vamos, tapicé el suelo con esos puzzles y puse en lo alto la colchoneta y el colchón. Algún que otro mueble del IKEA, espejitos a su nivel, baldas de libros a su nivel…. Muy mono todo pero DIY, hecho a mano.

El cuarto montessori con todo lo que os he comentado antes

Cuando fue creciendo le pusimos un somier bajito, y así estuvo hasta diciembre de este año. Decidimos que ya es hora de que tuviera su habitación de mayor. Pero de mayor, vamos,  hasta que decida irse de casa y abandonarnos (que según ella dice que nunca). Esos ánimos nos da. (😋)

Cambio definitivo:

Decidimos ponerle un buen armario, una mesa larga (no se ha quedado tan larga al final) y una cama compacta para que pueda traer amigos a casa…

Foto con la peque haciendo la cama, de espaldas a mi cámara, con la cama de abajo abierta, mientras extiende el nórdico de su cama

Peeero no se nos ocurrió pensar en la altura de la cama. ERROR!!! CUIDADO!!!  Cuando vayáis a comprar una cama, pensad en la altura del niño, por dios. Que nosotros nos liamos a poner cosas y ahora la niña para bajarse necesita un paracaídas. Y claro, tenemos que dejárselo puesto para que no se nos mate por la noche. 🙈
No, tanto no, al principio dejamos la barrera de la cama puesta, pero hace poco dijo que era mayor y que se la quitáramos. Como comprenderéis nos entró los mil males. Si la niña se cae, traumatismo craneoencefálico asegurado. Así que le dejamos la otra cama abierta debajo para quesi se cae, lo haga sobre el colchón.

Para darle autonomía, hemos comprado una escalerita con dos peldaños. Y ella sube y baja por ella aunque para hacer la cama lo hace desde la de abajo.

Escalerita de dos peldaños a los pies de la cama alta

También hemos cambiado nuestras rutinas progresivamente. Desde pequeña la cambiábamos en nuestra habitación, le lavamos los dientes, duchábamos en nuestro cuarto de baño… Y luego la pasábamos a su cuarto.

Desde que le estamos concienciando para vestirse sola y hacer sus cositas solas, hemos preparado su cuarto de baño también. Otro taburete y ya llega a su cepillo y pasta de dientes, se peina sola (aunque luego le haga yo las coletas)… Vamos, que  poco a poco vamos cogiendo las rutinas que tendrá de aquí a cuando sea mayor.

Ainss mi niña ya no es un bebé!! Duerme sin barrera, se viste CASI sola, ella se cepilla los dientes aunque yo le repase luego… En fin.. voy a llorar a mi rincón, luego vuelvo.

¿Y vuestros peques? ¿A qué edad empezaron a hacer este tipo de cosas? ¿Recordáis cuando lo hicisteis vosotros la primera vez todo solo? Yo recuerdo que me bañaba sola desde bien pequeña aunque mi madre venía a hacerme un repaso general sobre todo el pelo, jajajjaja.