Vuelta al cole. Época COVID

Llevo intentando escribir sobre la vuelta al cole desde que nos dieron la charla del nuevo curso, pero me está costando tanto... tantísimo...que como siga así voy a contar la vuelta al cole cuando termine el primer trimestre. Y oye, no vendría mal hacerlo para entonces, ya que el protocolo nos lo cambian cada dos días y así no hay quien encuentre una rutina estable... pero en fin.. A ver que sale de esta entrada con el patiburrillo que tengo en la cabeza entre la preocupación, el miedo y la ilusión de verla crecer e ir al cole contenta. 

Compras:

Antes que llegara septiembre, en mis vacaciones, me fui de compras para tener ropa para la peque, y por si nos confinaban me volví loca en el Tiger y en una tienda especifica de manualidades. Así que tengo para hacer manualidades para todo un año. Ups! 
Además, estuve mirando por Internet un lugar donde comprar mascarillas HOMOLOGADAS reutilizables, porque desde marzo estábamos usando las higiénicas y entre el dineral y el medio ambiente, mejor de tela reutilizables. Y compramos 3 para cada uno. Y una que es friki no pudo evitar comprar de Avengers y de Harry Potters. Para la niña de Sirena, de arcoíris y de la patrulla canina.

Sentimientos:

Cuando empezó a acercarse el momento, empezaron las disputas entre políticos y profesores, entraron también las AMPAS y por supuesto los padres. Ese abandono a la educación ha pasado factura a nuestras familias. Ha vuelto el MIEDO, el terror, la ansiedad, la inquietud, las preocupaciones... 

Hemos mandado a nuestros hijos a lugares sin medios suficientes para luchar contra la pandemia. Con un profesorado abandonado con los pocos medios que tienen, haciendo todo lo posible por hacer seguro un entorno no preparado; y encima, esos políticos ahogando a las familias, amenazando con luchar contra el absentismo con mano dura. Y mientras, los padres, con la cabeza hecha un lío y sin saber que es lo mejor para nuestros hijos. Con miedo a todo y con el alma en vilo. Porque.. si no los llevamos, ¿Quién puede ir a trabajar?

Con todas esas, nosotros decidimos llevar a la peque al colegio. Es una niña que necesita a más niños con los que jugar y sociabilizar. Le gusta la escuela y necesita ese contacto. Y qué cambio!! ¡Es otra niña!

Pautas Covid:

A pocos días de comenzar, tuvimos una reunión presencial para explicar cuales iban a ser las pautas para los niños de P5 (tres líneas, 5 años A, B y C) sin bajar ratios. Pautas que ya han variado tras 10 días de clases y que han hecho mover de nuevo los horarios familiares de horas de sueño, comidas, recogidas y entradas. Porque lo que me duelen en el alma en todo este lío de pandemia, es que no piensen en la CONCILIACIÓN. Un tema que siempre dejan olvidado. 

Empezaron contando cual iba a ser el periodo de adaptación: Los dos primeros días entrada a las 11.30H, salidas a las 13horas. Los siguientes dos días, entrada a las 11h. y salida a las 13.45h. Luego ya horario de 9.15h a 14.15 horas. 

¿Qué queréis que os diga? ¿Cómo puedo conciliar con ese horario trabajando como trabajo a 7 kilometros del colegio y con un horario coincidente justo en esas horas? ¿Tengo que pagar a alguien para que me la entregue y recoja? ¿Le digo a mis padres, mayores ambos, que lo hagan cuando el virus es a quien más ataca? De verdad que no lo entiendo. Se que lo hacen por los niños, pero tienen que pensar que hay padres que NO  pueden tener ese tipo de horarios de adaptación. 

Luego las entradas y salidas. El cole dispone de 4 puertas y las abrieron todas para que fueran escalonadas y no tuvieran contactos padres y tal... Tras 10 días han pasado a tener solo 3 puertas abiertas y a cambiar horarios. Ahora la llevamos de 8.45 a 13.45h. 

Las normas de convivencia en era COVID: Evidentemente imposible tener 1.5 m de distancia, no es necesario las mascarillas por ser menor de 6 años, pero quien quiera que las lleve, dos mascarillas para cambiársela en la mitad de la jornada. Se lavan las manos con gel cada dos por tres. Tienen que venir ya con la temperatura tomada desde casa. La seño lleva mascarilla y bata EPI. 

Hay que lavar el babi y la talega todos los días. Y la ropa también "estrenarla" limpia todos los días. 

Al principio sacaban a todos los de infantil juntos al patio así que la burbuja que pretendían hacer a la mierda: 140 alumnos todos junticos sin miramientos. Ahora parece que van a hacer dos recreos separados por tiempo.... a saber. 

Se que están haciendo esfuerzos titánicos para intentar que sea lo más seguro para los niños, profesores y padres.. pero lo que aparentemente debería de ser tranquilizador, es cada día más preocupante. No solo por el colegio en sí, sino por los corrillos de padres y cosas por el estilo.

¿Extraescolares sí o no?

Esa era otra de las dudas que nos surgió a la familia. ¿Metemos otra burbuja más o nos quedamos quietos? Éramos un mar de dudas. Hasta que llegó una carta desde la academia donde recibe clases nuestra peque. Las pautas de prevención eran 1000 veces mejores que en el colegio: Son solo 6 niños por clase. A pesar de ser infantil de 5 años, TODOS van con mascarillas; tienen una alfombra donde se limpian los pies antes de entrar con productos desinfectantes, le toman la temperatura, y le echan gel hidroalcohol. Distancia de seguridad y muchas canciones y juegos separados. Así que aceptamos el segundo reto de salud. Y ella encantada!!

Nuestra ratona:

El caso es que para ella, la vuelta al cole ha sido muy positiva. La peque está mucho más tranquila, más contenta, más concentrada, feliz y como siempre no para. 

Va al cole contentísima. Su talón de aquiles eran las entradas y la fila, pero este año, los primeros 10 días lo hacía con gusto e iba feliz cual perdíz. Desde ayer entran sin hacer fila, como los niños mayores, directamente sola hasta la clase, y no veáis que cambio. Todavía más feliz. 

Aguanta la mascarillas horas y horas.. Por la mañana lleva una, cuando llega la hora de comer se la quita, la pone en su plastiquito, la mete en la talega y cuando termina de desayunar, coge la limpia de su cajita y se la pone. No se la toca, no se la quita. Así que soy feliz por esa parte. 

Lo de la distancia de seguridad con sus amigos lo lleva peor. No lo puede evitar, pero con los adultos sí la respeta. 

La higiene también la lleva bien, me pide el gel cuando toca algo que no debe, y si está jugando soy yo la que se lo recuerdo. 

Nosotros, los padres:

Pues nosotros estamos preocupados, nerviosos y aterrorizados de que pueda coger el bicho y ponerse mala. Pero al verla tan contenta y feliz se nos pasa. 

Tenemos que hacer 2 lavadoras todos los días cuando nosotros hacíamos una a la semana. Pero es que una es para las mascarillas y otra para el babi y la talega (aprovechamos para meter lo que ensuciamos el día anterior). Así que el gasto en agua va a ser bonito. 

Hemos tenido que hacer encajes de bolillo para llevarla y recogerla estos días. Por desgracia siempre es mi marido que es autónomo el que sale perdiendo, y la verdad es que no se cómo arreglar eso, ya que en mi trabajo son bastantes estrictos con esto de los días.  Pero al final soy yo la que la llevo y él el que la recoge. No hay otra manera. 

La vuelta al cole está siendo muy diferente y estresante, pero estamos intentando hacer de ello una rutina y acostumbrarnos a vivir con el bicho y a seguir adelante con mucho cuidadito. Con mascarillas, distancia social y mucha higiene. Esperemos seguir bien. 

¿Y vuestra vuelta al cole?


 

Isla mágica con niños. Época COVID

Este fin de semana hemos vuelto a Isla mágica con miedo, mucho miedo y mucha indecisión. No hemos tenido un verano como tal, tan solo la peque ha ido a la playa con los abuelos. Así que cuando los amigos con los que siempre juega mi hija (desde la desescalada) nos dijeron que si nos apuntábamos pues... preocupación, indecisión y muchas ganas. Tras ver los pros y los contras, nos tomamos ese día como vacaciones en familia que no hemos tenido. Y allá que nos fuimos. 

Desde que la peque está en el mundo, hemos ido 3 veces a Isla Mágica, y sí, es mágica para ellos. El año pasado tenía 3 para 4 años, y este año 4 para 5. Y se nota, vaya que si se nota el cambio. 

¿Cómo empiezo para describiros y narraros todo aquello por si os apetece apuntaros? Pues ¿Qué os parece empezar con la situación? 

Situación:

Isla Mágica está situado en la Isla de la Cartuja, Sevilla, en parte del terreno de la Antigua Expo 92 y está basado en el Descubrimiento de América y los piratas. 

Entradas en época COVID:

Las entradas siempre se han podido comprar tanto en taquilla como por Internet. El caso que este año hay aforo permitido, así que lo ideal es ir con la entrada ya comprada, porque puede ser que llegues a la taquilla y ya no haya aforo. Además, comprándolo con antelación hay buenas ofertas, así que hay que ser previsor. Niños menores de 4 años entran gratis o si son más bajitos de 1 metro. Eso sí, si vuestro hijo es alto para su edad, llevad libro de familia o DNI para que vean que es menor de 4 años, si no os cobrarán. 

Horarios y días 2020: 

En verano abren durante todos los días, pero a partir de Septiembre solo abren los fines de semanas. El horario este año es de 12h a 22h y el último fin de semana que abren es el del 31, 1 y 2 de noviembre. 

Medidas COVID:

Antes de empezar a comentar todas las medidas COVID, tengo que admitir que soy una persona muy miedosa, hipermegaresponsable y terriblemente legal. Así que haber ido a Isla Mágica es un tremendo adelanto para mi miedo al virus. Y no tengo más que alabanzas a los trabajadores del parque por ese magnifico trabajo que realizan para que todo funcione perfectamente y estemos seguros. 

Las mascarillas son obligatorias y si te ven por el parque sin ellas, llaman la atención. Así que sí, MASCARILLAS OBLIGATORIAS. Cuando hay que guardar colas, hay pegatinas en el suelo que nos dicen donde tenemos que situarnos para guardar la DISTANCIA DE SEGURIDAD. 
Al subir a una atracción te echan GEL HIDROALCOHOL,  intentan por todos los medios que los niños hagan las cosas solos, pero si por algún motivo necesitan ayuda, siempre lo harán encantados, aunque con sus medidas de seguridad. 
Una vez bajamos de la atracción, esta se cierra momentaneamente para que desinfecten (DESINFECCIÓN) donde han estado manos y cabeza, o donde se hayan podido apoyar los niños y adultos. 

Zonas y atracciones:

El parque cuenta con 6 áreas diferenciadas, cada una con un nombre afín al Descubrimiento de América y los piratas. Voy a ir describiendo las zonas y las atracciones que hay para niños menores de 5 años y mayores de 90 cms. Porque hay algunas atracciones, casi la mayoría, en la que para montarse los niños deben ser mayores de 90cms, si no pueden. La verdad es que para niños menores de esa talla, el parque se queda cortito. Pero para los altos, es un mundo mágico. 

  • Sevilla, Puerta de Indias. Es por donde entramos al parque de atracciones. Justo en la entrada tenemos una tienda donde poder comprar algún que otro recuerdo, o bien un guarda móvil (bolso de plástico) para evitar que estos se mojen. Recuerdo que a pesar de que estemos hablando de Isla Mágica y no Agua Mágica, el agua es una de los protagonistas de este parque de atracciones. 
    Pasando por esa Puerta de India, encontramos algunas atracciones llamativas para los peques.
    • Los bucaneros: aquí nos iniciamos con el agua y los remojones porque montados en una barcaza parecido a un barril con cañones que echan agua y tienes que ir mojando a otros piratas. Además, los visitantes del parque también pueden mojaros desde fuera. Esta atracción es para toda la familia. No se pueden montar lo peques solos, necesitan a un adulto.

    • La travesía: Un barco que nos lleva a dar una vuelta por el lago de Isla Mágica enseñandonos todos los rincones favoritos de los piratas. 
    • Las carabelas. Donde tenemos los barcos y podemos disfrutar de ellos. 
  • Puerta de América: Donde tenemos El Fuerte para comer y algunas atracciones para ir en familia con los más pequeños:
    • El tren Potosí, que es una montaña rusa que imitan a unas minas de Plata. 
    • El carrusel mágico, que es un tiovivo precioso que deja a más de uno con la boca abierta. 
  • Amazonia: donde para los más peques podemos ir al 
    • Topetazu: coches choques
    • Las llamas: un recorrido pequeño de railes montados en unas llamas. Tienen que ir acompañados por un adulto si son menores de 1.40 cms. 
  • Guarida de los piratas: Es el poblado de los bucaneros. Y para los peques hay muchas cosillas refrescantes como el poblado donde se tienen que batir a duelo con pistolas de agua. 
    • Los naufragos de Isla Caravela. Van montados en toneles y es una pequeña ruta entre rieles de agua, pasando por cuevas que expulsan agua y pequeñas montañas rusas. Si son pequeños puede ir un adultos con ellos, pero la peque iba sola con su amigo (4-5 años).
    • Capitán balas: Es una atracción familiar, hasta 4 personas de una vez. Te introduces en una cueva, como una mina, y allí, en el escondite pirata, debes de disparar a las dianas iluminadas de verde para hacer que se muevan los elementos maravillosos que componen la atracción. Es el día a día de los piratas: en la taberna resfrescando el gaznate; pescando tiburones; escondiendo tesoros; esqueletos; barriles con piratas agazapados... Si le das a la diana, estos se mueven. 
      El año pasado a mi peque le daba miedo. Pero este año ha disfrutado como la que más. Dos veces nos montamos. 
  • Fuente de la juventud: sitio específico para los niños. Allí podemos encontrar muchas atracciones donde montarse:
    • Zum, zum, las abejitas: es un paseo en tren por el cielo (railes). Tiene que ir adultos con ellos, pero es una gozada ver el parque desde arriba. 
    • Rueda primavera: noria infantil
    • La rana saltarina: caída libre infantil. Se tiene que montar un adulto por cada niño.
    • Crisálida: un "canguro" pero de gusanos y crisálidas. Atracción que da vueltas y saltos. 
    • Caimán bailón: montaña rusa sobre agua montados en caimanes. 
    • Sapo saltón: "canguro" de ranas. Aquí pueden montarse con adultos. 

  •  El dorado: 
    • En esta parte, nos podemos montar con ellos en los rápidos del Orinoco. Es para adultos pero si pasa de los 90 cms, pueden ir con nosotros. Es un rápido sobre una rueda, van unas 8 personas, más o menos. Hay cascadas que nos van mojando por el camino. Refrescante y sueltas mucha adrenalina. Según el niño puede darle algo de miedo. A la mía le encanta. 
Además de las atracciones hay teatros, cines, y el espectáculo del lago. Una maravilla para quien logre quedarse hasta el final. Con niños pequeños es difícil llegar a esas horas. 

La visita merece la pena ya que los niños, y no tan niños, se lo pasan en grande. Muy recomendable para pasar un día a remojo en Isla Mágica, disfrutando, riendo, y pasando miles de aventuras. Hay otra parte nueva que se llama Agua Mágica que no puedo comentar porque no hemos ido. Algún día haré reseña si vamos. 
Y en época COVID puede decir que he estado tranquila y me he sentido segura. Gracias a todos los trabajadores que lo hacen posible día a día. 

¿Qué puedo recomendar?:

- Echarse mucha crema protectora, llevar gorrita para evitar golpes de calor. 
- Llevar varias mudas, cuanto más mejor, sobre todo para ellos.
- Bañador para ellos sobre todo y una toalla para lo que pueda pasar. (Siempre se termina necesitando una)
- No se puede entrar con comida del exterior (es una de las pegas del parque, porque precisamente barato no es, y encima si le añades la comida... )
-Si se va en mayo/ junio o en septiembre/octubre, algo de mangas largas para cuando bajan las temperaturas (sobre todo si os quedáis al espectáculo del lago) y sobre todo por los mosquitos que haberlos haylos y mucho!!! Así que podéis meter repelente en la mochila
- Paciencia, y mucha energía, porque ellos tienen las baterias bien cargadas y a los adultos se nos descargan pronto. 
- Si los niños tienen 3 años pero miden más de 100 cms, mejor llevar DNI o algo que justifique que tiene 3 añitos. Yo me llevé el libro de familia.

¿Habéis ido alguna vez a Isla Mágica?

Miércoles mudo: Pompas de jabón en un ambiente único

Con mascarillas, distancia de seguridad puesto en el suelo con un cordel para que los peques no se acerquen, y por supuesto, las pompas con un artilugio hechos por el propio hombre, nada de soplar... Un momento mágico en un ambiente único: la Plaza de España de Sevilla. 

Al atardecer, aparece el señor de las pompas, como lo llama mi hija, que se pone allí con su cubeta de agua y jabón, su artilugio para hacer pompas y recrea un momento mágico para niños y no tan niños. Porque muchos somos los que disfrutamos persiguiendo las pompas y disfrutando de hacer fotos en tan especial situación. 

Muy recomendable para inmortalizar la familia y la plaza. 

Mi peque de espalda, cogida en medio de un salto, rodeada de unas pompas muy grandes y al fondo parte de la Plaza España.