jueves, 24 de agosto de 2017

¡¡Niños al tren!!

Este año nos hemos liado la manta a la cabeza y hemos cruzado España de sur a norte y viceversa. Es un trayecto al que le tengo verdadero aprecio. Me encanta visitar Navarra. Desde pequeña, iba con mis padres en coche y era feliz pasando unos días por esas tierras maravillosas. 

Llevaba con ganas de cambiar de aires, de disfrutar de la pequeña en otros entornos y convencí al padre para que saliéramos de vacaciones. La única condición que me puso es que no usáramos el coche. 


Atravesar España en coche son al menos doce horas, y con una niña de 20 meses se puede convertir en pesadilla, porque no se vuestros churumbeles cómo llevan eso de estar atados en una silla, pero la mía… es como si la estuviéramos torturando. Una hora puede aguantar, pero más… se transforma en Gremlins. Así que nos decidimos por el tren.

El tren de por sí, es el transporte ideal para ir con niños. No tienes que conducir, tienes espacio para moverte por los vagones, vamos, que es más llevable que el coche o el avión.
Nosotros tuvimos que coger un cercanías, un AVE y un ALVIA. Casi nada. 6 horas y media. La verdad es que la ida no estuvo mal, la vuelta fue otro cantar.



Cosas a tener en cuenta para viajar con niños en tren:

A la hora de coger el billete, en Cercanías, menores de 4 años no pagan y no necesitan billete físico. En el AVE y ALVIA, aunque siguen sin pagar menores de 4 años, hay que sacar un billete gratuito para niños, que va unido a uno de los nuestro. Estos billetes no tienen asignados asientos, llevas tú al niño encima, pero es necesario para saber que va un bebé a bordo, y que va contigo. 

¿Cómo sacar el billete? Simple. Si lo haces por ventanilla, se lo comentas y te lo dan directamente. Si lo haces por la página web solo tienes que ponerlo en los cuestionarios que tienes que rellenar y se te imprime. ¿Se te ha olvidado ponerlo a la hora de comprar el billete? Que no panda el cúnico que se puede sacar a posteriori, teniendo el localizador de nuestros billetes y el número. Basta con pasarte por aquí y seguir las instrucciones.

A la hora de sacar el billete también podemos contratar ATENDO de Renfe para ayudar con las maletas y el carrito en el caso de ir solos. Yo tenía acompañante así que ahí no puedo comentar la experiencia, pero la verdad que se agradece una manita cuando llevas tantos bártulos.

Además, también tenemos la opción de Servicio Puerta a Puerta de los equipajes. Tenerlo en cuenta también cuando llevamos niños.

¿Qué hacer antes de viajar?

Acopio de libros favoritos y juguetes variados que le guste para entretenerse.

Cansarlo e intentar hacer coincidir el viaje con la hora de la siesta del niño para que haga dormido la mayor parte del trayecto.

Llevar comida para poder pasar un tiempo entretenidos mientras come. IMPORTANTE: los AVE y ALVIA NO tienen microondas. No te calientan los potitos, por lo menos a mí no me lo calentaron. Sin embargo, en la estación de Atocha, en la sala de VIPS me hicieron el favor (yo no soy persona VIPS, jajajaja) de calentármelo en la sala de azafatas. Fueron encantadoras y quedé eternamente agradecida.

Se puede pasear por el tren intentando no molestar a los otros pasajeros. Nos podemos quedar en la cafetería  o entre vagones.

Como último cartucho: móvil y Tablet con dibujitos.

Cuando tengáis que hacer trasbordo, estar muy pendiente a las azafatas/azafatos. Suelen colocarse en el primer vagón con carteles para enlazar un tren con otro.

Nosotros el viaje de ida no fue muy malo.  El tren hasta Madrid estuvo entretenida comiendo, jugando y leyendo. El segundo tren durmiendo durante las 3 horas que duró el trayecto.
La vuelta fue más jodida. El tren de Pamplona-Madrid se quedó frita otra vez durante todo el trayecto, pero el de Madrid hasta Sevilla casi nos da algo. Ya no teníamos libros, juguetes, tren suficiente para entretenerla. Y ya no os cuento el Cercanias hasta casa. Pensé que iba a terminar como los gatos, subida al techo del vagón.

Pero bueno, agradecer a todos los pasajeros las sonrisas de aliento y las palabras amables para nosotros y para ella. Y sobre todo la paciencia.

Agradecer a la interventora del tren Madrid-Pamplona que se acordara de nosotros en cuanto se quedó libre los cuatro sitios con mesa y nos cambiara para que estuviéramos más espaciosos y cómodos.

Ha sido un viaje positivo, ya os contaré cosas que hemos hecho con Nuria por aquellos parajes.

Puntos negativos según nuestra experiencia:
  • Lo del potito es un punto negativo en los AVEs.
  • El no poder llevar a nuestro perro por ser mayor de 10 kilos (se quedó con los abuelos) y lo echamos tremendamente de menos. 


4 comentarios:

  1. Hola! Si el perro pesa más de 10 kg no puede subir al AVE?? Eso no lo sabia y la verdad es que es algo para tener en cuenta si hago un viaje en tren, así que gracias por el "aviso", jejeje. La verdad es que cuando sales de viaje con un niño hay que tener en cuenta muchas cosas y más si en coche no aguanta, jejeje.
    Besos!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Ya os contaré lo que necesitas para subir al perro al ave, pero NO, no puedes llevar un perro mayor de 10 kilos. Sniff...
      Un beso grande.

      Eliminar
  2. Si que parece complicado de organizar, pero das un monton de consejillos que se organizan. Tambien podias ir a utrera de vacaciones para empezar un poco mas cerca, que te has ido a la otra punta! Me alegro que sobrevivierais a las vacaciones, ya estais mas cerca de venir!
    Besotes!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hemos empezado con escapadas a la playa en coche a casa de los abuelos tanto maternos como paternos. De ahí que sepamos que no lleva bien lo de ir atada cual lechuga durante tantas horas. También hemos cogido el metro a Sevilla.. Mmmm.. no, no es lo mismo que atravesar España pero nos vale como entrenamiento., jajajajjaja.
      Ahora ya acostumbrarla al avión y de cabeza a verte!!!!!
      Besos

      Eliminar